Slow Sex

Amor tántrico

¿Sabías que en el Tantra la meta del sexo es la entrega mutua? Es entregarse completamente el uno al otro, es el amor en busca de la unión. El Tantra es un acto de unión no de descarga, el orgasmo no es el fin. Aparece en nuestra cultura como una invitación a frenar, a detenerse, ¿Por qué hacer todo tan rápido? ¿Cómo sería la vida slow (lenta)?

Despertarse lentamente, comer lentamente, caminar lentamente, tomarse el tiempo para vivir cada momento tranquila y atentamente ¡hacer el amor lentamente!

El primer paso que te permitirá vivir una experiencia sexual de amor tántrico es tomar conciencia de ese presente. Es decir, tu atención tiene que estar allí, puesta en ese encuentro.

El espacio destinado para esta vivencia se enriquece de significado cuando se lo prepara, creando un escenario propicio para la concentración y el placer: velas, aromas, mantas, almohadones, flores, música, colores y calidez pondrán en alerta los sentidos potenciándolos y generando un clima que invite a quedarse ahí. El Tantra tiene mucho de rituales y vestir el ambiente es un ritual que favorecerá el camino hacia la calma.

Un encuentro de amor tántrico busca prolongar el deseo y la excitación. El orgasmo se demora intencionalmente para así aumentar la energía sexual de la pareja y con esta energía su mutua conexión. La excitación se sostiene con caricias, masajes que se alternan ambos, redescubriendo los besos y sus múltiples formas, con silencios compartidos en abrazos o intima cercanía corporal.

En esta misión de no dejar afuera ningún sentido serán bienvenidas frutas dulces y fáciles como las uvas, frutillas, higos… para compartir y darse de comer directo a la boca de uno hacia otro. Las plumas, agradables aliadas para caricias y los aceites corporales, también podrán estar allí, siempre para prolongar y potenciar la energía y la excitación.

Serán parte importante de este prolongado intercambio las manos , la boca, la estimulación en todas sus formas, el slow sex te ofrecerá una buena ocasión para registrar mejor preferencias tuyas o de tu pareja. La respiración relajada y consciente será una aliada en el manejo de los tiempos y la duración de la experiencia.

La penetración es lenta y suave para que la excitación aumente pero no culmine. De ser necesario se detienen los movimientos, una penetración quieta y serena favorecerá la unión y la relajación. Para el Tantra, la eyaculación no es necesaria pero cuando llegue el momento y surja, se liberará la energía en un orgasmo de potencia e intensidad.

COD-31161.gifLa organización y preparación previa de recursos, objetos y delicias que vestirán “el altar” probablemente se convierta en un programa aparte de fantasías y planificación.

Entre muchas ocurrencias el mercado ofrece un practico kit de los sentidos, como su nombre lo dice todo seleccionado para sentir más, lazos de seda, plumas, gel para el cuerpo y otras sorpresas aumentaran tu creatividad y enriquecerán el espacio de encuentro. ¡Celebren la unión y disfruten!

Acerca de la autora
Licenciada Patricia Safadi

Licenciada Patricia Safadi

Lic. Patricia Safadi, Psicóloga (M.N.34923) y Especialista en Sexología Clínica de la S.A.S.H. Patricia es especialista en terapia sexológica. Sus tratamientos para la resolución de problemas y disfunciones sexuales son ampliamente efectivos. Podes consultarla de manera privada y confidencial en esta misma página o en www.patriciasafadi.com; a patriciasafadi@yahoo.com.ar o por teléfono al 11 4417 9761