Protección erótica

El preservativo que surge originalmente como medio para impedir el embarazo, es hoy además, el recurso primordial para la protección de enfermedades de transmisión sexual.

Las conclusiones de estudios científicos confirmaron que su efectividad es de 95 % para la prevención de enfermedades y hasta el 97 % llega su eficacia para el control natal.

El temor a la perdida de sensibilidad durante su uso es una preocupación recurrente, que se presenta en su mayoría en personas poco acostumbradas a su uso.

missvcalorLa disminución de las sensaciones durante la penetración es psicológica a causa de que muchos hombres se sugestionan negativamente con la idea de incorporarlo a su vida sexual. Estas sensaciones se recuperan notablemente, cuando se lo usa sostenidamente en todas las ocasiones sexuales.

Algunos hombres superan este prejuicio con solo lubricar, con un gel o aceite adecuado, el glande (cabeza) del pene antes de colocar el preservativo.

Para que los efectos de prevención se cumplan es imprescindible su correcta colocación, los puntos básicos a tener en cuenta son:

  • Debe ser colocado sobre el pene erecto antes de cualquier contacto con la vagina o el ano.
  • Se deja en el extremo del preservativo, un espacio vacío para que allí se deposite el semen luego de la eyaculación.
  • Debe usarse un solo preservativo a la vez, la fricción entre el látex de ambos puede producir roturas.
  • Si no es suficiente la lubricación natural es necesario complementarla con una lubricación extra para el mejor mantenimiento del condón.
  • Para el sexo anal es siempre necesario la aplicación de un gel para aportar lubricación, existen profilácticos más gruesos diseñados para esta práctica sexual.
  • Al retirar el pene de la vagina o ano sostiene la base del preservativo con los dedos para evitar que se salga y quede adentro anulando su función protectora.

Para no perder la concentración ni la sensualidad, el momento de su colocación debería ser una ocasión más de juegos sexuales y no una interrupción. Para eso la pareja puede aprender a ponerlo en el pene como una excitante variación del sexo oral.

Colocar el preservativo con la boca no es difícil pero requiere una práctica que con humor y erotismo será sencillo incorporarla a la previa sexual.

Acerca de la autora
Licenciada Patricia Safadi

Licenciada Patricia Safadi

Lic. Patricia Safadi, Psicóloga (M.N.34923) y Especialista en Sexología Clínica de la S.A.S.H. Patricia es especialista en terapia sexológica. Sus tratamientos para la resolución de problemas y disfunciones sexuales son ampliamente efectivos. Podes consultarla de manera privada y confidencial en esta misma página o en www.patriciasafadi.com; a patriciasafadi@yahoo.com.ar o por teléfono al 11 4417 9761